La energía solar es cada vez más común, no solo para las instalaciones en vivienda, sino también para naves industriales y empresas. Es una alternativa adaptada a las exigencias del mundo actual que nos aporta muchos beneficios. Sin embargo, ¿cómo funcionan las placas solares?

Cómo funciona un panel solar

Las placas fotovoltaicas se encargan de convertir la energía solar en energía eléctrica. Estas están compuestas principalmente por las células fotovoltaicas, las cuales están formadas por materiales semiconductores como el silicio que son capaces de crear corriente eléctrica cuando están bajo radiación solar. Este fenómeno es conocido como el efecto fotovoltaico, el cual te explicamos a continuación.

Para entender cómo funcionan las placas solares, debemos saber que, para conseguir generar energía fotovoltaica, las células fotovoltaicas tienen que formar un campo eléctrico. Es por esto que la capa de silicio se dopa con otros materiales como el fósforo y el boro que permiten que la celda solar tenga dos cargas.

Por un lado, tenemos una capa de silicio y fósforo con carga negativa (proporciona más electrones) y por otro la de boro que proporciona carga positiva (con menos electrones).

Cuando el panel solar es expuesto a la luz del sol, los fotones propios de la luz solar chocan con las celdas solares. Al golpear un electrón libre de átomos se crea un flujo de electrones que nosotros conocemos como corriente eléctrica. Esta es más tarde es dirigida a un circuito exterior.

Las celdas fotovoltaicas generan Corriente Directa (DC) la cual es transformada en Corriente Alterna a través de un inversor, de forma que la energía generada por las placas solares pueda utilizarse más tarde como una fuente de energía más.

Ahora que ya sabes cómo funcionan las placas solares, ¿sabes todas las ventajas que estas pueden ofrecerte?

Ventajas de instalar placas solares

Saber cómo funciona un panel solar nos ayuda a comprender todas las ventajas que estas pueden ofrecernos para el consumo personal o industrial. De una forma sencilla estaremos creando nuestra propia fuente de energía eléctrica a un coste muy bajo.

La forma en la que funcionan los paneles solares en una casa, en una nave o en un huerto solar permite que esta pueda ser acumulada cuando no se está consumiendo directamente. Es decir, que, aunque sea de noche o haya días con poca luz solar, seguiremos teniendo a nuestra disposición la suficiente energía eléctrica.

A esto se le suma el que la energía solar sea una de las energías renovables más baratas y fáciles de amortizar, así como ser energía limpia y que nos ayuda a cuidar del medio ambiente.

Desde Fessa sabemos muy bien cómo funcionan las placas solares y cómo estas pueden beneficiarte. Si te interesa tener tu propia instalación de energía fotovoltaica, nosotros queremos ponértelo mucho más fácil. Ponte en contacto con nosotros sin ningún compromiso y háblanos de tu proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *