Ahorro energético gracias a las placas solares

Uno de los grandes atractivos de instalar placas solares es el ahorro económico que supone.

Por eso, es lógico que las personas interesadas en realizar una instalación fotovoltaica en su vivienda se pregunten hasta cuánto se puede ahorrar gracias a la energía solar.

En este artículo, hablaremos en detalle sobre el ahorro energético que supone contar con placas fotovoltaicas, así como el ahorro según las diferentes modalidades de autoconsumo.

Ahorro energético

¿Cómo ahorrar en la factura con una instalación de placas solares fotovoltaicas?

La energía solar es una manera sostenible de generar electricidad 100% verde, pero también es la alternativa más eficaz para reducir el coste de la energía.

En la actualidad, el 75% de la energía que se consume en España procede de combustibles fósiles u otro tipo de energía no renovable como la nuclear, todas estas energías provienen de fuera de nuestras fronteras.

Y eso nos expone a las subidas de precio de la luz, condicionado por el mercado internacional del gas –que es lo que ha ocasionado la gran subida del precio de la luz del mercado–, el petróleo y los derechos de emisiones de CO2.

En otras palabras, producir energía propia nos brinda la posibilidad de dejar de depender de los precios fijados por el mercado regulador.

Si además producimos más energía de la que consumimos, se pueden obtener beneficios económicos vendiendo la energía que no usamos.

Se calcula que el ahorro gracias a los paneles solares puede llegar al 80%. Sin embargo, la rentabilidad de la instalación variará según distintos factores, como la ubicación geográfica de la vivienda, el lugar donde se instalan las placas solares o la calidad de los paneles y su mantenimiento.

Para aprovechar al máximo tu instalación fotovoltaica de autoconsumo es necesario tener en cuenta algunos aspectos.

  • Aprovechar la producción de energía solar. El periodo de mayor generación fotovoltaica es de 9:00 a 17:00, por lo que es durante esas horas cuando más se debe consumir. La utilización de programadores de consumo puede ayudar en este aspecto.

Si por el contrario, no se quiere optar por ninguna de estas opciones, se puede aprovechar la energía producida, almacenándola en baterías para consumirlas cuando no se genere energía y así, ahorrar en la factura de la luz.

  • Calidad de los equipos. A mayor calidad, más durabilidad. Es importante fijarse en la calidad y eficiencia de los equipos para asegurar su rendimiento a lo largo de la vida útil de la instalación, que se estima en unos 25 años.
  • Espacio y orientación.  El espacio de que dispongas para la instalación determinará la cantidad de placas solares que puedas instalar. Además, se debe estudiar la orientación más adecuada para aprovechar al máximo la incidencia solar.
  • Modalidad de autoconsumo: Existen tres modalidades de autoconsumo: sin excedentes, con excedentes acogidos a compensación y con excedentes no acogidos a compensación. 

A continuación te detallamos en qué consisten cada una.

Ahorro de energía según la modalidad de autoconsumo fotovoltaico

Como comentábamos en el punto anterior, existen dos modalidades de autoconsumo:

  • Sin excedentes. Es decir, aquellas instalaciones con acceso a la red de distribución que disponen de un sistema antivertido para no exportar a la red el excedente de energía producida.
  • Con excedentes, que se dividen en dos grupos: con compensación y sin  compensación. En este caso, las viviendas pueden verter a la red la energía que no estén usando.

Lo que reciben a cambio dependerá de si están acogidas al sistema de compensación o no.

¿Qué modalidad debo elegir?

Cada una tiene sus ventajas, pero para saber cómo repercutirán en la factura de la luz será clave analizar los hábitos de consumo y elegir la tarifa más idónea.

Por ejemplo, si su consumo es mayor a partir de las 20 horas y el sistema fotovoltaico está conectado a la red para verter la energía sobrante y tomar la necesaria cuando las placas no producen suficiente electricidad, es muy probable que se esté desaprovechando la energía generada.

El motivo se debe a que con la nueva tarifa eléctrica, la franja de 18 a 22 horas es considerada hora punta, por lo que al depender de la red durante este tramo hará que se dispare el consumo en su factura de la luz.

En este caso, lo recomendable sería optar por la modalidad sin excedentes y guardar la energía producida durante el  día en baterías de almacenamiento para no depender de la red durante las horas más caras.

Si por el contrario, su consumo es mayor durante la mañana podrá aprovechar directamente la energía generada por los paneles solares, sin depender de la red.

Este punto es todavía más interesante si se tiene en cuenta que las horas de mayor incidencia solar coinciden con las horas más caras de la mañana, de 10 a 14, lo que incrementa el ahorro en la factura eléctrica.

Cabe resaltar que, independientemente de la modalidad que escojas, es necesario contar con baterías de almacenamiento para guardar la energía producida y ahorrar en tu factura de la luz.

Esto incrementará el precio de la instalación, pero a cambio te permitirá guardar la energía producida que no usas, para consumirla de noche o en días nublados, sin depender de la red o incluso al desconectarse de ella al 100%. 

¿Qué opciones tenemos para los excedentes energéticos?

En caso de optar por una modalidad con excedentes, la energía producida que no se consume, se vuelca directamente a la red.

Dentro de la modalidad con excedentes existen dos opciones distintas:

  1. Con excedentes acogido a compensación: la comercializadora descontará la energía que el usuario ha volcado a la red al emitir la factura. Es decir, la energía tomada de la red durante las horas de no producción de las placas solares se compensará con la energía vertida a la red, dando como resultado una reducción en la factura.
  2. Con excedentes no acogido a compensación: en este caso, la energía que se vierte no se descuenta de la factura, sino que se vende en el mercado eléctrico, recibiendo una remuneración económica por dicha energía.

¿Cómo ser autosuficiente energéticamente?

Instalar placas solares de autoconsumo te ayudará a ser energéticamente autosuficiente y ahorrar en tu factura de la luz, a la vez que produces energía 100% verde.

Antes de realizar la instalación, es importante hacer un estudio previo para saber la cantidad de baterías y placas solares que necesitas. Esto te ayudará a conocer de antemano los costes de tu inversión, así como estimar el ahorro económico.

En Fessa podemos ayudarte con esto y mucho más.

Diseñamos soluciones a tu medida, gracias a un exhaustivo estudio de tu caso. Además, te asesoraremos y acompañaremos durante todo el proceso.

Si lo que quieres es pasarte al autoconsumo energético y dejar de preocuparte por la subida de la luz, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y realizaremos un estudio de tu caso sin costes.

Últimos Artículos

Trabajamos para ti

Si desea contactar con nosotros

Dirección:
Calle Calatrava, 25
Ciudad Real (13003)

Email:
info@fessa.es

Teléfono:

682 11 46 85
926 47 20 60

¡Queremos saber de ti!

Escríbenos un email o utiliza el formulario de esta página y te contestaremos lo antes posible.

    Nombre
    Email
    Teléfono
    Mensaje

    Le informamos que el responsable de los datos personales que facilite a través de este formulario será Fessa. Los datos proporcionados serán tratados con la finalidad de proceder a la resolución de consultas y/o al envío de información solicitada, así como para el envío de información comercial sobre productos y/o servicios cuando lo autorice expresamente, y no serán comunicados a terceros salvo por obligación legal. Podrá acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional, a través de la siguiente dirección: info@fessa.es. Puede consultar más información en la Política de Privacidad.